Ontología de la navidad criolla

Los invito a pasar por Equinoxio, que ha realizado un especial de navidad con autores de diversos países, que escriben sobre esta época del año en sus tierras. De nuestro desgraciado terruño de estiércol hemos escrito Blueandtanit y Yo, los artículos «Post navideño» y «Ontología de la navidad criolla«, respectivamente.

Duro contra el muro

duro-contra-el-muro

He tenido la desafortunada oportunidad de tropezar con un programa de televisión que deja mucho para pensar. Es obra de nuestro apreciado canal RCN y se llama «Duro contra el muro», tratándose de un concurso basado en la tediosa dinámica de imitar con el cuerpo las figuras que una máquina desconocida va introduciendo al escenario, y que lo recorren en dirección a una piscina donde caen los participantes que no logren posicionarse de acuerdo a esa figura. En la siguiente imagen podrán apreciar más exactamente a qué me refiero:

Imagen tomada de: http://www.claus3d.com/#!ambientaciones
Imagen tomada de: http://www.claus3d.com/#!ambientaciones

Que evidente es la forma en que los medios masivos nos recuerdan su poder en la sociedad, su temible capacidad de crear moldes a los que todos debemos acoplarnos. Una de las cosas que más me molesta de observar televisión es el cinismo con que se nos imponen ideas y opiniones, formando una artística repetición de seres humanos perfectamente moldeados para todos los gustos y necesidades de la sociedad.

La televisión forma incluso revolucionarios como Pirry: pseudohippies modernos con una admirable capacidad para difuminar las verdaderas causas de cualquier problema ¡hasta se nos enseña a hacer oposición! Con esta perfecta máquina para formar estereotipos se prepara la masa antes de enviarla al fogón, y con ese fin, en «Duro contra el muro» es imprescindible contar con un presentador como Carlos Calero: un desgraciado diseñado para vestirse de colombiano ideal, una plantilla que los analistas del comportamiento colombiano llamamos el «prototipo recuca«: Reaccionario, Educado, Católico, Uribista, Carismático y Arrodillado (para mayor ilustración al respecto, considérense personajes como Jorge Celedón, Juanes y Jorge Alfredo Vargas, entre muchos otros).

Para sobrevivir en nuestros días se necesita ser hipócrita, estúpido o borracho (un equilibrio entre estas cualidades es ideal); crear un mundo alternativo para evitar la horda de borregos en la que muchos se sienten orgullosos de haber nacido. Ahora acoplarse al molde no es una opción sino un deber -casi una obligación-, y quien no se acostumbra es castigado severamente como un «excomulgado social» -también llamado «loco» o «terrorista»- que, hasta que no levante un poco la mano derecha, seguirá pegándose los golpes duro contra el muro.

_____________________

Quedan especialmente invitados a visitar un par de nuevos blogs: El blog de mis sueños, de Juana; y Séptimo Sentido, por DeisYurani. En cuanto a Don Blog Pérez, los invito a acompañarme en esta nueva etapa, en la que el espero contagiarlos de motivos para recordar por qué este país es despreciable.