El hinduismo en la Universidad de Antioquia

Caricatura, Colombia, Disque existencialismo, Educación, Literatura, Medio ambiente, Opinión, Política

Dicen que hace mucho tiempo, en las facultades, cuando se zanjaban profundos debates epistemológicos entre estudiantes y docentes, era tarea del decano -el profesor que más años llevara en su cargo- unirse a la discusión para ofrecer su opinión. Aunque ésta no ponía siempre el punto final, por lo menos atizaba el asunto, promoviendo la conversación, estimulando el mercado del café y formando escuelas de pensamiento.

Hoy, después de echar un vistazo a quienes ocupan las sillas de decanaturas, jefaturas de departamento y coordinación de pregrados ¿con qué nos encontramos? Con la más exótica prueba de que Colombia no es un país solamente poblado por  abominables cristianos: en el Alma Máter, siempre ejemplo de la diversidad humana, existe un consolidado movimiento hinduista que se ha apoderado desde hace años de los puestos con mayor relevancia en la toma de decisiones internas de la Universidad. Revisemos este fenómeno con atención.

El hinduismo en la Universidad de Antioquia comenzó con la proliferación de ‘vacas sagradas’ en los más altos cargos de las facultades, escuelas e institutos. Después la plaga se tomó la administración central y desde entonces no ha existido forma de controlarla, llegando inclusive a cultivar seguidores, a los cuales -como lo hace toda religión- se les promete el paraíso.

Si el lector no está familiarizado con asuntos como la taxonomía, necesario es contextualizarle agregando una corta descripción que el profesor del Departamento de Zoología, Doctor L.H. Camargo, hace a propósito de sus colegas:

Como sabrás, Tomáz, las vacas sagradas, las vacas comunes y los toros pertenecen a la familia de los bóvidos. No lo digo con ironía, mira que está escrito con uvé, de bovino, no de bobo. Dentro de esta maravillosa familia, Linneo estableció el género Bos, y dentro de éste hay varias especies, como la Bos primigenius taurus y la Bos sacrus. La primera es la que ves en prados, que nos proporciona alimento a los carnívoros y lástima a los vegetarianos. Y leche. La segunda, que es a la que tú te refieres, es la Bos sacrus, o Vaca sagrada. Esa la encuentras generalmente en recintos cerrados, por eso se le llama también vaca sentada, vaca burócrata, vaca de oficina… eso depende de la región. En Antioquia se les suele llamar Vaca Doctora (si es hembra) o Doctoro (si es macho).

Con las sólidas bases dictadas por el Doctor Camargo (especial saludo y agradecimiento para él), me di a la tarea de investigar sobre los rumiantes de ideas, encontrando fascinantes similitudes y diferencias entre sus ejemplares. Entre las semejanzas encontramos que poseen cuatro estómagos: uno para el vino, otro para el güisqui, otro para cuajar ideas retrógradas y uno último para darle contextura a la defecación. Es de anotar que los bovinos sagrados no se reproducen sexualmente, sino por un complejo método asexual llamado “la rosca”. Para explicar en qué consiste ese proceso tendríamos que dedicar un espacio más amplio y exhaustivo, por eso aquí nos limitaremos a los caracteres etológicos y taxonómicos de la especie en cuestión.

Revisemos, pues, las diferencias sutiles que posibilitan la identificación de las principales razas de los Bos sacrus:

Vaca sagrada raza Docente: Defeca entre una y ocho veces por semana, en forma de diarrea verbal, conocida como “clase”. Los ejemplares más favorecidos por la evolución saben encapsular sus heces en diapositivas de Pauerpoin. La vaca sagrada docente puede hibernar en su escritorio por amplios periodos de tiempo, limitando su alimentación a Coca-Cola y empanadas. Como no produce leche, compensa esta dificultad recolectando ideas de estudiantes, de las cuales se alimenta la Vaca sagrada investigadora. Así, establece una relación de simbiosis con ésta, que le permite mantenerse en su posición.

Vaca sagrada raza Investigadora: Defeca una o dos veces al mes, en forma de artículo académico para una revista indexada. Como se enunció antes, se alimenta de las ideas frescas de estudiantes y por eso en muchas ocasiones es difícil diferenciar una Vaca sagrada Docente de una Investigadora, dado que la una se disfraza de la otra y viceversa. Su naturaleza de animal de carroña intelectual es producto de un evolucionado sistema digestivo que despoja toda idea de su potencial de cambio, pasando un largo período en el intestino para volverse económicamente productiva. En algunas regiones se le llama Vaca sedentaria, pues hiberna sentada frente a un computador, buscando alimento en bases de datos especializadas. La leche que produce es amarga y racional.

Vaca sagrada raza Administrativa: Defecan elogios a individuos de jerarquía superior, casi a diario, y en ocasiones varias veces al día. Cuando se encuentran con éstos, es común que formen pequeños rebaños en forma de círculo, en los cuales el de mayor categoría dice cualquier cosa mientras los demás elogian, asienten y sonríen. Se alimentan de ínfulas de superioridad y son muy territoriales con sus oficinas, en las cuales permanecen atrincherados pensando elogios para sus superiores. Se debe evitar, a partir de lo anterior, deducir que se trata de Vacas trabajadoras. La Vaca sagrada Administrativa no hace nada y en lugar de Muuuu, dice “Yo pienso estrategias y lineamientos”.

Potrillo beato: Solamente haremos una breve mención de los Potrillos beatos, demasiado jóvenes para ser Vacas sagradas, pero con la ilusión de serlo. Persiguen por esto a las Bos sacrus adultas, imitando sus conductas y olfateando sus heces, para que, por medio de “la rosca” puedan acceder a una cátedra (especie de placenta externa en la cual el Potrillo beato se desarrolla hasta tomar la contextura de Vaca sagrada). Los Potrillos beatos son, pues, los llamados a prolongar la especie y, en el futuro, crear “las roscas” necesarias que dan paso a una nueva generación de santos rumiantes.

No es posible cerrar esta sección de divulgación pseudocientífica sin anotar una reflexión trascendental que dé contextura y unidad a todo lo dicho anteriormente. Este artículo pretende convertirse en la piedra base de un completo y riguroso campo de estudio, y de ahí la pregunta: ¿qué otras razas de Vacas sagradas conoce usted, taxónomo lector?

“Pasemos la página”: El Señor Innombrable

Caricatura, Colombia, Denuncia, Elecciones, Política

Hace pocas semanas, denuncié en este espacio haber recibido un comunicado de parte del abogado de J.J. Rendón, instándome a eliminar el artículo titulado “J.J. Rendón y la guerra sucia en las elecciones” que fue publicado en la Revista Claroscuro. Las reacciones no se hicieron esperar y desde todos los rincocnes del mundo la noticia tuvo resonancia (por ejemplo, Global Voices habló de esto en Español, Inglés e Italiano), desatando una avalancha de opiniones que reclamaban el derecho a expresarse libremente y defendían la opinión como lo único que nos queda a los ciudadanos para hace frente a las cada vez más frecuentes violaciones que sufre la corrompida democracia en que vivimos.

Aunque algunas personas me invitaron a publicar de nuevo el artículo, me rehusé a hacerlo porque -como lo dije en un comentario en Equinoxio– el problema no se puede limitar a mi caso particular, ni termina con la publicación de un artículo. La preocupación es de todos quienes queremos opinar, y el Señor Innombrable no es el único que lo ha impedido: existen muchos “Señores Innombrables”, organizaciones innombrables, problemas innombrables, temas innombrables, hechos innombrables.

Me niego a vivir en un paraíso donde la forma de solucionar los problemas sea negando su existencia al dejarlos de nombrar. Por eso no ha sido mi intención mostrarme como una víctima, solitaria y censurada; ni a J.J. Rendón como el verdugo. Los correos electrónicos, comentarios, y post’s que he leído a raíz de esta situación dan cuenta de la cantidad de blogueros que han tenido que borrar sus opiniones, así como de la cantidad de verdugos que tiene la opinión en Colombia y el mundo.

Pero, con todo y eso, la única víctima que tiene esta situación es abstracta: la libertad de expresión. No existimos víctimas particulares.

Algunos dicen que “la unión hace la fuerza”, y yo siempre he pensado que esta consigna está mandada a recoger, porque  la fuerza ya no nos sirve a los ciudadanos para defendernos. Muchos de ustedes, amigos lectores y blogueros, han sabido afilar la palabra para que sea aguda como un arma, y con ella han dejado de ser víctimas para convertirse en parte de un poder diferente que convoca a la unión sin ser necesaria la homogenización del pensamiento.

He visto admirado el coraje de muchos blogueros desafiando a los abogados, la persistencia de otros al difundir incansablemente esta situación, la solidaridad de quienes me asesoraron, el humor, el ingenio, la crítica argumentada, corrosiva de muchos más.

Y ha sido gracias a todas estas personas que hoy podemos reconocer un pequeño paso que nos anima a comenzar una propuesta diferente:

Opinión del Señor Innombrable vía Twitter

@Lullyp asì que dí unilateralmente por concluido el caso,lo mismo con lo de nicolas uribe.Pase de pàgina y para adelante!saludos
(…)
@Lullyp he tratado de expresar mi punto de vista en el blog, pero es muy dificil debatir con posturas previas en mi contra
(…)
@Lullyp Llully….ya pasé esa pàgina..que hagan,digan,dibujen lo que quieran.que hagan caso omiso a la comunicaciòn del abogado.

Nuevamente, considero necesario dejar claro que no se trata de un caso particular, y que El Señor Innombrable no ha sido en todo este asunto más que una referencia. Lo realmente importante es que logremos llevar esta experiencia a muchos espacios más y podamos analizarla como el comienzo, como una construcción de una comunidad de blogueros solidaria, deliberativa y diversa; que opina con entusiasmo, con libertad y con argumentos.

Y finalmente, al Señor Innombrable, debo decirle que hubiera bastado con dejar en el artículo original un comentario, para que con un debate constructivo, ameno y en buenos términos, se arreglara la situación.

Y pasemos la página, pero para seguir escribiendo en la próxima.

El Señor Innombrable responde

Caricatura, Colombia, Cultura, Denuncia, Política
Caricatura Por: Bacteria

Caricatura Por: Bacteria

Necesario es comenzar este post con un extenso agradecimiento a todos los blogueros y twitteros que se dieron a la tarea de difundir el comunicado “El silenciador del Señor Innombrable“, rechazando todo tipo de censura en los medios alternativos de opinión, como los blogs. Me resulta imposible citar todos los espacios como blogs, comentarios y correos electrónicos que expresaron su indignación y su apoyo ante esta situación, asesorándome en cuestiones legales y manifestando su rechazo ante los artilugios que pretenden etiquetarnos como “difamadores”.

En Equinoxio, uno de los medios que difundió esta noticia, aparece un comentario a nombre del Señor Innombrable. Como no tiene el símbolo de marca registrada, no puedo asegurar que sea de él, pero vale la pena transcribirlo a continuación para que luego no se diga que Mundo desgrafiado quita a sus censores el derecho a la réplica. Ha sido ligeramente editado para evitar líos de naturaleza jurídica, pero se deja el comentario tal cual, aunque evidencie un infortunado problema con las tildes y la puntuación:

“[Señor Innombrable]
martes 14 de septiembre de 2010, 20:50 COT

Ud puede nombrarme cuantas veces quiera;lo que no deberìa es difamar sin pruebas ni sustento.volverse un replicador de difamaciones de otros *libres difamadores de la web* y sentirse impune.Las opiniones se respetan sì,pero no pueden considerarse opiniones inofensivas o simples aquellas que solo buscan  dañar,discriminar,exponer al ataque pùblico o descalificar descarnadamente.Ya no es mi abogado si no YO quien le escribo reclamandole respeto,informaciòn veraz,objetividad y dejar de usar mi nombre calumniandome.
Atte
[Señor Innombrable]

(…)

[Señor Innombrable]
martes 14 de septiembre de 2010, 20:52 COT

Le aclaro que no es mi intenciòn silenciar a nadie;ya estoy acostubrado a este tipo de ataques sin embargo me siento no solo con el derecho sino con el deber de al menos tratar de dejar clara mi posiciòn al respecto.
[Señor Innombrable]”

Y yo debo decirle, respetado Señor Innombrable, que estamos completamente de acuerdo. Es más: si nuestra opinión es tan similar, no veo por qué tantos líos. En nuestros tiempos, con tanto difamador suelto (que inclusive se lucra de sus difamaciones, mire usted) es imposible controlar la avalancha de calumnias a los buenos nombres de personajes públicos, y un ejemplo de ello fueron las pasadas elecciones aquí en Colombia.

El artículo que algún día se publicó en la Revista Claroscuro y en Mundo desgrafiado ya ha sido borrado y en él aparecía un resumen de las actividades, entrevistas y opinones que en la Web se han gestado acerca del trabajo del Señor Innombrable. Nada fue inventado por el autor de este espacio y todo sigue allí, para quienes no tuvieron suficiente con las pruebas que lanzaba la televisión y la realidad misma. Además, aclaro que todo aquél material (como todo el de este blog) se acoge al género de la “caricatura escrita”, pero de ello hablaremos en una próxima ocasión.

Lo único que se consigue intentando callar una opinión es despertar una avalancha de rechazo a la censura, que, dejando de lado los eufemismos, fue lo que sucedió en este espacio. Así que, nuevamente, envío mi agradecimiento a todos los que -al igual que yo- rechazan la difamación y en su lugar defienden la libertad de expresar las opiniones que inspiran el diario vivir, la guerra sucia, la propaganda negra, los rumores y los demás instrumentos de la manipulación; de los que el Señor Innombrable no ha sido, ni es, ni será nunca, por ningún motivo, gestor ni cómplice (según su opinión, claro está).

Entrevista a Álvaro Uribe

Caricatura, Colombia, Denuncia

Los integrantes de La Fuerza Informativa me han concedido un espacio en su programa radial para que, mientras las obligaciones académicas me lo permitan, todos los viernes pueda difundir una corta entrevista a personalidades políticas colombianas. Para inaugurar esta sección, he elegido al mismísimo presidente Álvaro Uribe, que nos acompañó en una interesante entrevista sobre la libertad de opinión en Colombia.

El programa se presentará este viernes 29 de enero, de 6:30 a 7:00 pm, por Radio Super Medellín (710 AM) o por Internet via streaming, en esta página Web.

Y para evitar que me suceda lo mismo que a Nicolás Castro, aprovecho para aclarar que esta entrevista es un vulgar montaje de audio, que en tono jocoso y amigable  lo único que persigue es divertir a quienes -siendo o no partidarios del presidente- siempre han soñado escuchar con su propia voz algunas opiniones que muchos profesamos en lo referente al ya citado tema de la libertad de opinión.

Sin más preámbulos, aquí dejo la entrevista:

La canción utilizada para ambientar esta entrevista se llama “Slow Groovin” del álbum “Orange grooves”, autoría de Raphael Pistachio. Éste álbum está disponible para su descarga gratuita desde Jamendo.